Oportunidades e implicaciones de las operaciones de Comercio Exterior

La importancia que adquiere el Comercio Exterior en las economías de los países es fundamental, entendiéndolo como el conjunto de acciones que lleva a cabo una empresa para el intercambio de bienes y servicios con otra empresa localizada en otro país, con el objetivo de satisfacer una necesidad no cubierta.

Las operativas de Comercio Exterior se encuentran reguladas por normas, tratados y convenios internacionales que permiten de alguna forma tener un control sobre los productos, simplificar todo el procedimiento administrativo y burocrático y establecer todo el proceso de tributación de este tipo de operaciones.

La decisión empresarial que supone dar el salto y salir de la zona de confort y operar a nivel internacional, ofrece a las empresas y, por ende, a las economías aprovechar las sinergias y ventajas comparativas entre los distintos países, de forma que se puedan cubrir nichos de mercado y/o poder aumentar la gama de productos y servicios existentes en el mercado destino.

Implicaciones de las operaciones de comercio exterior

Este tipo de operaciones empresariales tienen una serie de implicaciones:

  1. El éxito de una operación de comercio exterior supone un aumento de la riqueza del país lo que se traduce en un incremento del PIB y una mejora de la balanza de pagos.
  2. . Las operaciones de comercio exterior generan flujos que en la mayoría de las ocasiones supone operar en una divisa distinta a la local, lo que al final se traduce en movimientos que afectará a los tipos de cambio.
  3. Dado que nos encontramos en un mercado global, la competencia empresarial es global. Las empresas locales se ven obligadas a estar en continuo cambio, no solo por la competencia local existente, sino también por la entrada de empresas internacionales que sí puedan satisfacer las necesidades que demandan los consumidores a precios competitivos.
  4. La eficiencia empresarial se ve impulsada por las operaciones de comercio exterior que obliga a los distintos países y, por ende, empresas a estar en mejora continua y rediseñar sus estrategias que permita poder obtener ventajas competitivas.
  5. Dar el salto internacional supone no solo la entrada en nuevos mercados, sino también la atracción de nuevos inversores que nos acompañen a lo largo de todo el proceso.

 

Bola del mundo

 

Evidentemente, este tipo de operaciones no está exento de incertidumbre, el conocimiento del idioma y la cultura del país puede ser la clave para el éxito. Además, el cumplimiento de la legislación del país de destino puede suponer un largo proceso, en el que hay que dotarse de grandes dosis de paciencia.

Decidir realizar una estrategia de internacionalización supone tener conocimientos muy específicos para que se pueda culminar con éxito la operación de comercio exterior.

¿Qué operaciones entendemos que comprenden el comercio exterior?

Exportaciones: conjunto de bienes y servicios que son vendidos fuera del territorio nacional.
Importaciones: la compra de bienes y servicios producidos por terceros países.

Dentro de este tipo de operaciones se pueden distinguir entre Directas o Indirectas en función de la existencia o no de intermediarios.

Además de los conocimientos generales que se requieren para poder emprender, en el caso de realizar una operación de comercio exterior es necesario tener conocimientos de:

a) Marketing internacional para poder realizar la selección del país y realizar un análisis tanto de marketing estratégico como marketing operativo, pero a nivel internacional.

b) Financiación internacional que permita conocer cuáles son las fuentes de financiación a las que acudir en este tipo de operaciones que, además de los riesgos tradicionales, se le suma la incertidumbre de realizar una operación internacional.

c) A nivel de producción u operaciones, el conocimiento del procedimiento de despacho de mercancías, de logística y distribución internacional puede ser determinante.

 

Por todo ello, si estás dispuesto a emprender y salir de la zona de confort y estas interesado en realizar operaciones internacionales, el Máster de Comercio Exterior es para ti. En él no solo recibirás formación completa y específica, sino que el acompañamiento que se recibe desde el inicio del máster hasta su finalización por parte de la Dirección del máster y el claustro de profesores te permitirá adquirir unas habilidades para adentrarte con seguridad y confianza en los mercados internacionales.

Sandra Escamilla Solano

Profesora del URJC y de la Cámara de Madrid